Cómo potenciar tu empresa con el diseño de marca

Tu imagen es más importante de lo que crees

Lo primero que vemos y reconocemos de una empresa es su imagen. El diseño de marca es esencial para transmitir sin palabras todo aquello que nos representa. Por eso la creación y desarrollo de nuestra identidad visual es esencial en el proceso de creación de marca.

El diseño que elegimos para nuestro negocio nos ayuda a definir cómo queremos ser vistos, entendidos y recordados. Por este motivo es muy importante iniciar el proceso por conocer bien nuestra empresa y definir un modelo de negocio; determinar quiénes somos, a qué nos dedicamos, a quién nos dirigimos, quiénes son nuestros competidores y qué nos hace diferentes. Solo así conseguiremos trabajar una imagen que tenga en cuenta y transmita todos estos factores.

La importancia de conocer nuestra marca

Antes de empezar a trabajar con la imagen, es necesario que nos conozcamos bien por dentro. En primer lugar, debemos saber cuál es la situación actual de la empresa y cuáles son sus antecedentes. ¿Es una empresa de nueva creación o, por el contrario, lleva varias generaciones en el mercado? ¿Qué tipo de actividad desarrolla? ¿Vende un producto? ¿Ofrece un servicio? ¿En qué sector se mueve?

También es importante determinar los objetivos empresariales; pueden ser de expansión, de captación de clientes o de introducción de los valores y posicionamiento de la marca. También puede querer, simplemente, dar a conocer su nueva imagen.

Tampoco podemos olvidarnos de evaluar los beneficios de nuestro producto o servicio. Este ejercicio consiste en interpretar los factores clave teniendo en cuenta amenazas y oportunidades. Si detectamos una amenaza es importante encontrar la forma de atenuarla. Si detectamos una ventaja debemos encontrar la forma de aprovecharla.

Como ejercicio interesante, cuando hayamos resuelto todas estas cuestiones podemos intentar definir la empresa con una sola frase.

Mercado, competencia y contexto

Ahora ya nos conocemos bien, pero no podemos olvidar que no nos define solamente quiénes somos, hay muchos otros factores que influyen en nuestro modelo de negocio.

Primero, necesitamos saber cuál es nuestro mercado objetivo: es importante tener en cuenta a quién nos dirigimos e identificar distintas variables, como el sexo, la edad o el lugar. Para una correcta planificación de negocio, debemos conocer cómo evoluciona el mercado y cómo nos perciben nuestros clientes. Todo esto sin olvidar qué diferencia nuestro producto o servicio del resto de empresas con un proyecto de negocio similar.

En segundo lugar, tenemos una tarea muy importante: conocer nuestra competencia. Plantearnos si existe un competidor de referencia y por qué motivos es clave en el desarrollo de nuestra marca. Con esta información, podremos definir cuáles son las ventajas y desventajas de nuestro proyecto respecto del resto.

Por último, es importante determinar si existe forma de medir la efectividad de nuestro producto o servicio y, en caso afirmativo, estudiar de qué manera.

Ahora sí, ¡vamos a por el diseño de marca!

Hemos visto que elaborar un buen briefing es clave para el correcto desarrollo del negocio. Con toda esta información, llegamos a uno de los momentos más importantes del proceso: reflejarlo en una sola imagen. Nuestro diseño de marca va a ser el que identifique nuestro negocio a primer vistazo, es nuestra responsabilidad que el consumidor perciba exactamente los valores de empresa que queremos reflejar.

Durante el proceso de diseño de marca deberemos tomar una serie de decisiones que determinarán la imagen que acabamos transmitiendo. Evidentemente, nuestro diseño de marca deberá cumplir todos los principios del diseño gráfico a nivel visual. Pero aún más importante: deberá hablar sobre nosotros.

Herramientas del diseño para transmitir quiénes somos:

  • Qué valores de marca vamos a reflejar:

    Como ya hemos comentado, una sola imagen va a condicionar la primera impresión que nuestros clientes tendrán sobre nosotros. Llegados a este punto del proceso, debemos tener muy claro cuál es el mensaje que queremos darles y ser capaces de resumirlo en una sola frase.

  • Cromática:

    Existen infinidad de estudios sobre la psicología del color. Es una cuestión social, por esto es importante conocer bien la procedencia de nuestro cliente. Para definir la cromática de nuestra marca vamos a tener en cuenta estos aspectos teóricos y otros como los colores elegidos por nuestra competencia (para desmarcarnos o seguir la corriente). Si disponemos de una imagen consolidada, la cromática aplicada hasta el momento es un factor a tener en cuenta.

Iniu: En este caso, influyen distintos factores en la elección de la cromática. Tratándose de una empresa local, descartamos la cromática escogida por las empresas de su competencia y escogemos el rojo, un color que le aporta alegría, calidez y proximidad, además de identificarse con la localidad donde se encuentra la empresa, Valls. El beige le aporta confianza, pureza y transparencia y el negro denota profesionalidad, formalidad. La cromática elegida en este caso es utilizada en todas las aplicaciones de marca, podéis ver el proyecto entero aquí.

 Diseño de marca Iniu

Grúas Altés: En este proyecto, en cambio, la cromática es identitaria de tres generaciones. Para desvincular su imagen del sector de la construcción pero sin olvidar su identidad, mantenemos el color corporativo y limpiamos todo lo que lo acompaña. Para hacerlo, invertimos la cromática, dando protagonismo al blanco, que transmite transparencia y pureza. El amarillo sigue siendo identitario de la marca, denotando optimismo y alegría. El negro, en este caso, le aporta la sensación de liderazgo, experiencia y trayectoria.

Diseño de marca Grúas Altés

  • Tipografía corporativa:

    Al igual que con el resto de decisiones, la de la tipografía tendrá que ver con los valores que queramos transmitir. Igual de importante es escoger bien el tipo de letra como su uso en caja alta o baja y el peso de letra que vamos a usar.

Vitamin Sea: En este diseño de marca la elección tipográfica es muy importante. Por un lado, la tipografía Born, nacida en el barrio de Barcelona que lleva su nombre, una mezcla de nuevas tendencias y multiculturalidad que crea una simbiosis entre tradición y modernidad. Por otro lado, la tipografía Circular, mucho más geométrica, elegante y femenina. Su aplicación en italic representa el vaivén de las olas del mar. Así, la palabra «vitamin» representa la costa mediterránea, con su riqueza, personalidad y carácter propio, mientras que la palabra «sea» lleva la pureza del mar, formas redondeadas más suaves y representativas de la feminidad.

Diseño de marca Vitamin Sea

  • Símbolo:

    No es un elemento indispensable, algunas marcas lo tienen y lo usan como elemento identitario; otras, en cambio, deciden prescindir de él y algunas lo usan en aplicaciones concretas pero pueden funcionar sin él. En algunos casos, disponer de un símbolo ayuda a ilustrar el producto o servicio o simplemente a reflejar alguno de los valores de marca. Otras veces no es necesario porque el trabajo tipográfico y la combinación de colores son suficientes. En estos casos cualquier elemento de más puede ser incluso perjudicial.

  • Tono de voz y estilo visual:

    La imagen de marca no se define solamente con el logotipo o símbolo de nuestra empresa; debemos plantearnos cómo nos mostramos al exterior y cómo nos comunicamos con el cliente. Deberemos elegir el tono de voz adecuado a nuestro nivel de formalidad de nuestra marca, a la proximidad con el cliente y a los valores que queramos transmitir. Así pues, las aplicaciones de marca deberán seguir un estilo visual acorde con nuestro tono de voz.

Grúas Altés quiere limpiar su imagen sin desvincularse de su identidad. Con un tono de voz renovado, su nuevo estilo visual les permite ilustrar distintos servicios modernizando sus aplicaciones gráficas y jugando con el diseño de marca, que siempre «transporta» el contenido entre el símbolo y el logotipo.

Conclusiones

Nuestro diseño de marca es la cara que mostramos a los consumidores. Si hemos hecho un buen trabajo, transmitirá los valores de empresa de forma inmediata e inconsciente. Invertir en identidad es, pues, es una excelente decisión si queremos conseguir buenos resultados.

El público va a construir una percepción de empresa a partir del diseño de marca. Por este motivo es tan importante la identidad que escojamos, pues va a ser la encargada de generar esta percepción. Si hacemos bien este trabajo, ¡tenemos garantizado causar una buena impresión!

Deja un comentario