• hola@olalon.com 877054719

Los algoritmos de redes sociales, estos grandes odiados de los creadores de contenidos. Esos  cálculos matemáticos aparentemente inocentes que se encargan de jerarquizar la ingente cantidad de contenidos digitales que creamos y colgamos en la red.

En el podcast de hoy divagamos un poco sobre ellos con Laia Salvat y Cris López.

Para empezar, una definición básica:

 

Los algoritmos digitales son fórmulas matemáticas que clasifican los contenidos y los muestran a los usuarios de la plataforma en base a una serie de parámetros.

 

¿Cuáles son esos parámetros? 

Ahí está la receta del éxito, claro.

Likes, shares, interacciones, mensajes, veces que se ha guardado el contenido, palabras clave, tags, formato, visualizaciones, etc.

Cada plataforma utiliza su propio algoritmo, y además, lógicamente, lo van adaptando y mejorando cada día, en base a la utilización de las redes, el análisis de comportamiento de los usuarios, las mejoras en la plataforma, etc.

 

En definitiva, un complejo entramado estudiado al detalle con la finalidad de mostrar a los usuarios lo que teóricamente quieren ver.

 

¿Los algoritmos premian la calidad/creatividad de los contenidos?

Aquí hay opiniones para todo. Es un punto controvertido. Lo primero es pensar lo complicado que es parametrizar la calidad de un contenido en base a unos cálculos matemáticos, pero lo cierto es que lo que estos cálculos pretenden, a priori, es mostrar a los usuarios lo que quieren ver.

El debate viene ahora. ¿Saben los usuarios lo que quieren ver o sólo piensan que lo saben pero en realidad los algoritmos muestran lo que quieren? Teorías hay muchas, pero si me preguntáis a mí, me inclino por la explicación más obvia. Detrás de redes y buscadores hay empresas, y por definición siempre quieren maximizar sus beneficios. ¿Cómo consiguen esos beneficios? Entre algunas otras cosas, con la publicidad. ¿Qué necesitas para vender publicidad más cara? Más audiencia en tu medio. Por lo tanto, las redes lo que buscan es que los usuarios las usen lo máximo posible. Para eso hay que tenerlos contentos y mostrarles lo que quieren ver.

Viene aquí la gran paradoja.

Entonces, si un algoritmo no nos muestra a la audiencia que queremos, ¿no es realmente la audiencia la que nos está penalizando?

Quizás debamos replantearnos nuestra estrategia, dar un rumbo nuevo a nuestros contenidos o adaptarnos a las nuevas reglas del juego. Los algoritmos son exigentes, y es totalmente normal, porque hay muchos contenidos por ordenar y los usuarios nos cansamos rápido de verlos.

Es aquí donde Tiktok, con su interfaz de bucle infinito de vídeos, tiene su gran baza. Consigue que sus usuarios pasen mucho tiempo en la aplicación y consuman muchos contenidos.

¿Si quiero llegar a i audiencia debo saber como funcionan los algoritmos? Es bueno que lo sepas, sí. Eso ayudará a identificar los criterios según los cuales debes enfocar el contenido. ¿Debo entonces crear contenidos para el algoritmo o para la audiencia? Siempre para la audiencia, aunque el algoritmo es quién marca las pautas.

Si lo pensamos, que un criterio externo dicte las reglas de la creatividad no es nada nuevo. Acaso las distribuidoras cinematográficas no condicionan a los directores para que pongan determinados personajes o líneas argumentales según lo que creen que el público quiere ver? ¿Acaso las discográficas no buscan artistas y los moldean para hacerlos lo más comerciales posible?

En esas condiciones quizás incluso los algoritmos sean más nobles. Al menos los parámetros son matemáticos y objetivos.😏

 

 

Albert Dalmau CEO & marketing strategist

Dedicado en cuerpo y alma a crear estrategias comunicativas eficaces con un enfoque claro: para vender, primero hay que conectar. Bueno, y también voy en moto y toco la guitarra, que es bueno relajarse un poco de vez en cuando 😉

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
1
Chatea con nosotros
¡Hola! 👋
¿Quieres empezar un proyecto?
Puedes contactarnos por whatsapp al 640 90 93 57 o llamando al 877 05 47 19.